La rebelión de las guitarras

El grupo Pancasán

La revolución de 1979 le debe mucho a una lucha sin armas, a la canción política nicaragüense, alma y espíritu de un movimiento que derrocó una dictadura y mantuvo en plena guerra civil la moral de sus fieles seguidores