Chica ajedrez

Maria Esther Granados. Jugadora de ajedrez. Foto Uriel Molina/LA PRENSA

Aprendió a jugar ajedrez antes que leer. Entrenaba cinco horas al día y se convirtió en maestra internacional a los 18 años. El tablero “es mi vida”,dice María Esther Granados