Peluquero de alto rango

René-Sánchez

Tuvo en sus manos la cabeza de los comandantes. Atendió a Tomás Borge, Daniel y Humberto Ortega, entre otros. Le confiaron sus secretos. Ahora no lo recuerdan