Y lo echaron preso…

fotografía sin fecha que conserva el historiador Bayardo Cuadra.

En los años sesenta el famoso Daniel Santos fue a parar a la temida cárcel El Hormiguero. De cómo llegó ahí el vocalista de la Sonora Matancera hay varias versiones. Por incumplir contrato, por fumar marihuana, por repartir puñetazos. Esta es la historia de su “carceleada”